Ya no soy periodista

August 5, 2011 - 10:56 am No Comments

Por Claudia Arroyave (Koleia)*

En los últimos días he pensado que la actitud de periodista siempre en busca del gran tema, es una mierda. En la medida de lo posible me he propuesto olvidar el oficio y entregarme a la contemplación, sin ir a la caza de un personaje entrañable, de una historia única o del mejor ángulo de una noticia. Más vale ir sin pretensiones, observar sin lentes de reportera, solo como un ser humano abierto al universo de cada sujeto que se cruza en mi camino, abierto al universo de cada día.

Me parece que las herramientas del periodista son comodines en ciertos momentos. Es increíble cómo cambia una conversación cuando el interlocutor (recién conocido) me pregunta por mi oficio. No bien digo: “Soy periodista”, sale al trote con una historia, un dato, una recomendación, una denuncia que debo tener presente y comunicarle al mundo a través del medio para el que trabajo.

Al principio me excusaba de entrada, decía: soy freelance, o: no estoy trabajando para ningún medio, o: antes trabajé en un canal de televisión, pero ahora soy mochilera, etc., etc.

Pero ya no me interesa decir que fui a una universidad cinco años (para aprender algunas cosas y venir a olvidar la mayoría). Con el viaje he pensado que más que tratar de buscar nuestra utilidad en el mundo, lo que nos debería ser enseñado es cómo tratar de contemplarlo, sin predisposiciones de oficio, sin juicios, sin esperar un aplauso, solo como espectadores de una obra teatral única, perfecta e imperfecta a la vez: nuestra propia vida.

Además se obtiene mucho cuando se oculta el oficio, cuando la conversación con el recién interlocutor no tiene nada que ver con lo que hice hace unos años en el canal de televisión, ni con los conocimientos adquiridos en la academia, ni con aquel reportaje exitoso que escribí alguna vez y que ya no le importa a nadie.

En esos momentos, cuando no soy periodista sino una persona, la conversación fluye tranquila, lejos de los noticieros del Demonio, de la posición editorial del periódico de más tiraje, de los debates a favor o en contra de alguna Ley. La conversación se deja ir al ritmo libre de: “no tenemos otro momento para hablar de algo, así que aprovechemos este y digamos cualquier cosa. Que venga el final y nos encuentre disfrutando el mundo y hablando mierda”.

Y bueno, si es que llegan un personaje, un tema, un reportaje y un lector, que sea porque el Destino así lo quiso, que sea porque ante lo alucinante del encuentro yo tenga que sentarme a escribir, obedecer.

_____________
*Claudia Arroyave (Koleia) es periodista colombiana. Autora de los libros Mientras Dios descansa (Beca de creación, Alcaldía de Medellín, 2005) y El pueblo de las tres efes (Premio Ministerio de Cultura de Colombia, Unesco, 2008). Fue asesora de contenidos del Concurso Nacional de Cuento RCN-Ministerio de Educación. Ha trabajado como asesora de proyectos editoriales, profesora de español y promotora de lectura y escritura. Es corresponsal ad honorem de Agencia Pinocho (el diario de lo que no es noticia) y de la revista Cartel Urbano. Actualmente se encuentra realizando un viaje por Centroamérica. De su recorrido salen crónicas y relatos. Sitio web: http://koleiatrip.com

Comentar